Botones

miércoles, 18 de mayo de 2016

Reseña: Yo antes de ti (Jojo Moyes)



Título: Yo antes de ti
Autor: Jojo Moyes
Publicación original: 2012
Editorial: Suma de letras



Louisa Clark sabe muchas cosas. Sabe cuántos pasos hay entre la parada del autobús y su casa. Sabe que le gusta trabajar en el café Buttered Bun y sabe que quizá no quiera a su novio Patrick. Lo que Lou no sabe es que está a punto de perder su trabajo o que son sus pequeñas rutinas las que la mantienen en su sano juicio. Will Traynor sabe que un accidente de moto se llevó sus ganas de vivir. Sabe que ahora todo le parece insignificante y triste y sabe exactamente cómo va a solucionarlo. Lo que Will no sabe es que Lou está a punto de irrumpir en su mundo con una explosión de color. Y ninguno de los dos sabe que va a cambiar al otro para siempre. Yo antes de ti reúne a dos personas que no podrían tener menos en común en una novela conmovedoramente romántica con una pregunta: ¿Qué decidirías cuando hacer feliz a la persona a la que amas significa también destrozarte el corazón?




Cambios y oportunidades, aprendizaje y crecimiento. Todos estos elementos combinados nos dan un empujón al exterior, a la vida, a todo eso que sucede mientras dormimos plácidamente en nuestro tibio y confortable caparazón. Jojo Moyes logró, hacia principios del 2012, materializar esta sucesión de sentimientos y emociones en la impecable, elocuente y conmovedora Yo antes de ti.

Yo antes de ti es una historia que nos intenta convencer que las casualidades no existen, que las cosas pasan por algo. Al comenzar la lectura todo parece indicarnos que el protagonista será Will, un empresario de 35 años que parece tenerlo todo en la vida: una buena profesión, dinero, status, prestigio y, sobre todo, éxito. Pero un día su vida tal como la conocía, todo lo que construyó pieza por pieza da un vuelco terrible: tras un accidente de tránsito sus sueños terminan encadenados a una silla de ruedas y el viejo Will es ahora apenas una desfigurada sombra de lo que solía ser. La tetraplejía en la que se ve atrapado doblega su espíritu cada mañana al despertar. Un personaje a simple vista poco convencional y con mucho potencial para explotar ¿verdad? .Si bien, será él quien haga y deshaga la historia a su antojo, en base a sus derechos, necesidades y caprichos, la verdadera protagonista y heroína de nuestra historia será Louisa, una joven de 26 años totalmente opuesta a Will, cuyos caminos estarán destinados a cruzarse. 

Louisa acaba de perder su trabajo y no tiene tiempo para ahogar sus penas. Su familia, de clase media, está pasando por una crisis económica por lo que se ve obligada a salir en busca de un nuevo empleo. Se conforma con ser sustento de sus padres, ya entrados en años, y a vivir una vida completamente monótona junto a su novio, un joven maratonista obsesionado con su profesión, con el que lleva saliendo seis años. Tras un carácter agudo y chispeante, una sucesión infinita de colores y texturas en su vestuario y una sonrisa de la cual se desprende un estridente parloteo, se esconde una personalidad con una inminente inclinación hacia la inseguridad, el conformismo y la sumisión. 

Ambos aspectos de Louisa, lo que deja ver y lo que esconde, se fusionarán con el tiempo, luego de conocer a Will, para quien trabajará como cuidadora a lo largo de seis meses, tiempo más que suficiente para dar vuelta dos mundos. Durante todo ese tiempo pasaremos del amor al odio y viceversa, de la alegría a la aflicción y al desconsuelo. Cada uno aprovechará y aprenderá de lo mejor que tiene para ofrecer el otro. Sin cometer el atrevimiento de adentrarme en terrenos prohibidos para quienes aún no han leído Yo antes de ti, debo decir que Moyes nos predispone a una historia de amor, la cual, a pesar de ser hermosa y sincera, por momentos se torna inalcanzable, imposible... y con decir eso de presiente el mar de emociones que esto supone.





Debo admitir que en un principio intuí la presencia de un libro bastante predecible, ligero y con una gran carga de clichés propios del género romántico, pero dejando atrás la primera mitad resultó tomar un camino muy diferente. Detrás de todo ello pude ver un sutil crecimiento en la calidad narrativa y argumentativa. El cierre de la historia de Louisa y Will pude vivirlo a flor de piel. Moyes supo, sin dudas, cómo terminar con la salud emocional de sus lectores y, debo confesar, hacía mucho que no me cruzaba con un libro de esos que llaman apresuradamente "lacrimógenos". Pero sí, este caso no fue la excepción.

Lo más importante de la narración escapa de toda la historia de la que fuimos testigos. No importa cuanta alegría o tristeza haya generado en nosotros. Tampoco importa la rabia, la decepción, la impotencia... Desde mi punto de vista, y sé que es algo evidente lo que voy a decir a continuación, es necesario, una vez leído y digerido el libro, tomar toda la distancia que creamos conveniente y ser capaces de leer entre líneas. Porque Will y Louise son seres totalmente efímeros en el mensaje de Yo antes de ti. El verdadero sentido lo encontramos en todas esas sensaciones y emociones que Moyes quiso que ellos representaran. La audacia y el crecimiento personal, la aceptación y la resignación. Quise resaltar esto porque,  sintiendo una profunda pena dada las expectativas con las que comencé el libro, los personajes, el contexto y el argumento me dejaron gusto a poco. Sentí mucho potencial flotando alrededor. Moyes es una escritora muy talentosa que logra que el lector quede prendido a su libro. Es dueña de una pluma delicada y fluida que te absorbe página a página y te provoca el deseo de no querer desprenderte del libro hasta no haber terminado con la última de ellas. Lamentablemente sentí que se limitó al convencionalismo de la novela romántica, con personajes con actitudes predecibles, situaciones trilladas y un argumento que prometía mucho más y que lamentablemente no logró despegar del todo de su base.

Aún así, como recalqué anteriormente, me vi obligada, como lectora empedernida y quisquillosa, a poner en la balanza ambas narraciones: la que todos leímos, es decir, joven desempleada en busca de un sueldo + joven tetrapléjico que necesita una cuidadora vs. la lectura entre líneas, esa que resulta diferente para cada uno de nosotros. En mi caso personal no hubo ni siquiera un mínimo índice de balanceo, el peso cayó sin vacilar hacia el mensaje oculto de Jojo Moyes.

Sin ánimos de poner sobre la mesa ninguna clase de spoiler, solo me limitaré a decir que hubo situaciones bastantes fuertes que funcionaron como un cable a tierra, un llamado a la realidad. Y va mucho más allá de los personajes que conocimos, tan vulnerables y frágiles ante mis ojos y quizás, para otros, entrañables e inspiradores. Vale aclarar que no siempre desmenuzando un argumento se llega a una genuina conexión, aunque este sí parece ser el caso y siento que compete a la mayoría de las personas (basta con mirar a nuestro alrededor). La grandeza de Yo antes de ti la pude ver cuando logré, primero, generalizar la situación, borrarles los nombres y las caras y luego trasladarla a mi vida. al mundo que me rodea.

En Yo antes de ti no hay moraleja alguna, sino un mensaje directo, una orden. VIVE. El cambiar tu forma de ver la vida, el ser consciente de la conformidad en la que vivimos y de los límites mentales que nos ponemos día a día. El saber usar lo más importante que tenemos: la libertad, uno de los caminos más importantes hacia nuestros sueños.





"¿Cómo es que tienes el derecho a destrozarme la vida, pero yo no tengo ningún poder en la tuya?".


MI CALIFICACIÓN


1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...