Botones

miércoles, 1 de junio de 2016

Reseña: El chico de las estrellas (Chris Pueyo)



Título: El chico de las estrellas
Autor: Chris Pueyo
Publicación original: 2015
Editorial: Destino (Planeta)



Érase un niño que jamás vivió más de dos años seguidos en una misma casa, por lo que decidió pintar las paredes de todas sus habitaciones con estrellas. Su rechazo al colegio y una familia inusual le empujarán a emprender un viaje donde no todo serán constelaciones y pedirle deseos a la luna. Es hora de bajar al barro, equivocarse con una princesa y terminar encontrando un príncipe… ¿o no? Sus ansias de libertad, tres antídotos de supervivencia y unas botas plateadas le acompañarán por un mundo muerto donde los sueños llegan descalzos y despeinados a Ninguna Parte.



Ser o no ser, se planteó un día Chris Pueyo, enfrentándose a un destino que debía recibir con los brazos abiertos, porque por más prejuicios que recibiera del mundo exterior, había algo en el que ya no podía seguir escondiendo. La realidad resultó ser que él ya era, tal como nosotros somos. Fue así que el problema derivó en cómo debía enfrentarse a su familia, a sus amigos, a la sociedad. Para lograr emanar toda la luz que poseían cada una de sus estrellas y así iluminar tan oscuro cielo, tuvo que juntar pieza por pieza, fragmento por fragmento, momentos que hacían un todo y componían violentamente su verdadera identidad. Tuvo que usar un giratiempos y contemplar una vez más su infancia, hacer las paces con los demonios que arrojaban fuego en su camino y cerrar propiamente ciclos que yacían muertos hace tiempo. Se enfrentó a un grupo de personas a las que no podía llamar familia, excepto a su abuela, quién se convirtió en su heroína y pilar principal. Hizo frente a la violencia doméstica, al abandono maternal y a los desengaños amorosos, pero así también a personas maravillosas que lo comprendieron desde un primer momento y decidió bautizarlas como "gente imperfectamente mágica".

No es una novela típica juvenil ni un drama. No es tampoco una guía con consejos para sobrevivir a la humanidad. Es, de manera tan simple y compleja a la vez (vaya paradoja) un retrato de valentía, coraje y fortaleza. En este relato autobiográfico (o semi autobiográfico), Pueyo, más conocido como Peter Pan en las redes sociales, nos cuenta de manera abierta y sin reservas, su constante lucha, desde pequeño, por hacerse valer como ser humano en una sociedad rancia que, a pesar de alardear pertenecer a una era moderna y librepensante, aún está a mitad de camino en cuanto se refiere a libertad de gustos y orientación sexual. Como se puede adivinar, es fácil añadir al combo uno de los aspectos de la sociedad intolerante y que tanto daño causan a la gente que luce, actúa o es "diferente". Al fin y al cabo todos somos diferentes, sin embargo parece ser difícil de entender para algunos. De este modo entra en escena ese personaje tan temido del que escuchamos a diario, ese antagonista llamado bullying y que ha destruido tantos seres y almas. Esto es uno de los elementos más importantes del libro, lo que convertirá por momentos a la narración en algo oscuro y crudo, saliendo a flote tanto desperdicio humano que muchos se niegan a ver.





El chico de las estrellas, comprobarán, es una caja de sorpresas. Nunca sabrán con qué se encontrarán al dar vuelta la página. El estilo de Pueyo es totalmente fresco y desestructurado. Juega con las palabras, las hace bailar y brincar ante nuestros ojos. Se hace evidente que su experiencia de vida lo condujo hacia una maravillosa libertad que se ve reflejada en todo su entorno y, como lectores primerizos de Pueyo, lo podrán comprobar en su prosa tan magnífica. A pesar de la crudeza del relato y de la belleza poética con la que nutre su prosa, deja entrever un leve sentido del humor que mantiene una narración rozagante y que muestra su lado más humano y real, evitando que caiga en un dramatismo estereotipado. Así mismo, se vale de un nuevo elemento gramatical que logra la empatía con el lector: romper con la cuarta pared y hacerlo partícipe de su historia, de su vida, hablándole de manera directa y confiándole sus secretos más profundos.

A pesar de centrarse en la temática LGBT, el mensaje de Pueyo viaja mucho más lejos, convitiéndose en un recordatorio plagado de fortaleza para vencer la lobreguez de la humanidad. Entre una tapa titulada y delicadamente colorida, y una contratapa que nos vende una pequeña historia de carácter emotivo, vamos a encontrar una de las mejores lecciones que alguien nos ha podido dar en la vida: el ser nosotros mismos sin importar el qué dirán. Y  aunque parezca algo trillado, verán que si saben elegir correctamente el canal, la recepción del mensaje quizás llegue a ser más efectiva.





"El chico de las estrellas conoció a gente que no se atrevía a tatuarse porque los tatuajes no se quitan, que no besaban por si se apartaban, que no viajaban en avión por si se caían, que no se ponían zapatos rojos por el qué dirán. Se rebeló contra el mundo muerto donde los sueños llegaban descalzos y despeinados a Ninguna Parte y contra la gente que vive sin hacerlo del todo. Contra los que viven con el 'Y si luego...' en la boca. Y contra los que dejan lo que quieren hacer por el miedo a arrepentirse. Un minuto de silencio por todas esas cosas que nunca serán. Que nunca harás. Un minuto de silencio por los cobardes".



MI CALIFICACIÓN


¡Gracias editorial Planeta por el ejemplar!



8 comentarios:

  1. ¿Honestamente? Creí que era otra novela dentro de la temática LGBT. Me sorprende gratamente no sólo el hecho de que sea un relato autobiográfico, sino también que su autor sea tan joven y tenga tanto para decir y para insuflar valentía en quienes luchan a diario por descubrir su identidad.

    Que vivan los libros en donde abunda la honestidad y la certeza de que, sin importar la oscuridad del momento, no todo está perdido.

    Hermosa reseña, Mary ♥ ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Anto! Gracias por leer ♥
      La verdad que sí, no sólo es autobiográfico, sino que está narrado de tal manera que parece un cuento de hadas... oscuro, muy oscuro, vale, pero un lindo cuento con mucho aprendizaje. Te lo super recomiendo Anto, en un libro muy inspirador ♥

      Un abrazo grande.

      Eliminar
  2. Hermosa Reseña Mary!
    Es un libro que me llama la atención demasiado, estoy con muchas ganas de leerlo y espero hacerlo pronto!.
    Espero que me guste. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Ivan! Muchas gracias n.n
      Ante la duda, te recomiendo que lo leas. De verdad, super recomendado.

      Abrazos.

      Eliminar
  3. Hola!! Bonita reseña😊
    Me para un libro muy interesante, espero leerlo pronto porque me llama mucho la atención.

    Amé tu blog.

    Besotee grande,
    Agus de smellslikereaderspirit.blogspot.com.ar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Agus! Gracias por leer ♥
      Me atrevo a decir que es mucho más que interesante. Es un golpe bajo a la sociedad retrograda, con mucha, mucha poesía. Y con un personaje (que podemos disfrutar en la vida real) que es muy inspirador y como soñador y luchador, un buen modelo a seguir.

      ¡Besos!

      Eliminar
  4. Hola Mary! Ame esta reseña y es sin duda la que mas me gustó hasta el momento. Realmente apoyo los libros de esta temática ya que ayudan una barbaridad. En una sociedad que se la da de openmind todavía seguimos escuchando de casos de bullying, personas con los mismos derechos de amar y ser amado por quien quiera como vos y yo, que sos agredidos, maltratados y presionados. Realmente celebro y valoro a las personas que sin importar el que dirán busca su propia felicidad, la encuentra y la hace suya. Si antes quería leer este libro, después de tu reseña estoy que muero.
    Como siempre, un placer leerte!
    Besos :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Juli! Gracias por leerme ♥
      Coincido en todo. La verdad es increíble como la gente se siente con derecho a juzgar a los demás y a decidir lo que es bueno o malo. Si uno es feliz de cierta manera y no está haciendo daño a nada ni a nadie, no hay oposición que se justifique. Lamentablemente no todos tenemos la misma opinión y eso lastima a mucha gente. Un daño innecesario. Pero dicen que de las cenizas resurge el ave fénix, y así es como aparece El chico de las estrellas. Si tenés la oportunidad, leélo. Y como aclaré en la reseña, no se limita a la temática LGBT, sino que se expande salpicando enseñanzas por toda la galaxia. *Ignorar cualquier tipo de cursilería encontrada en este comentario o se autodestruirá una vez leído* jajaj

      Un abrazo grande.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...