Botones

jueves, 22 de septiembre de 2016

Reseña: El archivo (Victoria Schwab)


Título: El archivo (The Archived #1)
Autor: Victoria Schwab
Publicación original: 2013
Editorial: Destino



Imagina un lugar donde los muertos descansan como libros en bibliotecas.
Cada cuerpo tiene una historia que contar, una vida en imágenes que solo los Bibliotecarios pueden leer.
Los muertos reciben el nombre de Historias. Y el vasto reino en el que descansan es el Archivo.
En esta novela hermosa y oscura de persecución y misterio, Victoria Schwab sobre la delgada línea entre el pasado y el presente, el amor y el dolor, la confianza y la traición, las pérdidas insoportables y la lucha hacia la redención. 


El Archivo es un lugar muy especial. Es una suerte de biblioteca de tan grandes dimensiones que podrías perderte en ella cual laberinto. Si esperas encontrar libros, lamento desilusionarte, pues solo te toparás con Historias. No historias del tipo "Había una vez...", me refiero a historias reales, de carne y hueso. Pero vamos más despacio, no quiero marearlos. En el Archivo (con mayúscula, ya que es una importante institución situada en una realidad alternativa) se guardan todas las Historias, es decir, una copia exacta de carne y hueso de una persona que ha fallecido. Son tan reales que hasta conservan su memoria, sentimientos y emociones, tal cual les pertenecían cuando vivían. Así mismo, esto genera ciertos inconvenientes. Es normal que las Historias permanezcan dormidas en estanterías, cerradas bajo llave, aunque suelen despertarse y, cuando lo hacen, su primera reacción es la incertidumbre de no saber dónde se encuentran, el miedo y el pánico los inundan e intentan salir al exterior, a nuestro mundo. A veces, no resulta fácil para ellos escapar y, a medida que el tiempo pasa, comienzan a desbordarse. Como medida preventiva, existe un lugar que funciona como barrera entre el mundo real y el Archivo, y se denominan Estrechos. Cuando una Historia despierta y comienza a vagar por estos pasillos, entran en acción los Porteros, que son seres humanos que poseen un don, generalmente heredado de un familiar ubicado un par de ramas más altas en su árbol genealógico. Su tarea, fácil de decir pero no de realizar, es cazar a esta especie de espíritus y devolverlos al Archivo, el cual, a su vez, es manejado por Bibliotecarios, personas encargadas de mantener el orden y la paz y asegurarse de que cada Historia duerma plácidamente en su estante.

Hasta ahora los he situado en este maravilloso mundo nacido del ingenio y la creatividad de Victoria Schwab. Es original, fácil de seguir las reglas del juego y con un contexto bastante asimilable y verosímil. Y así como esta explicación nos limita solo a percibir que estamos frente a una historia con elementos tanto de lo paranormal como del fantasy, queda aún mucho hilo para tirar del ovillo y por eso pasaremos a la trama, que es la que decidirá si nos quedamos en el Archivo o escapamos cual historia desbordada en busca de un nuevo libro.

La gran protagonista de esta historia es una adolescente de nombre Mackenzie Bishop, quien lleva un par de años trabajando como Portera, gracias al don que heredó de su abuelo, el viejo y difunto Da.
El relato comienza cuando la familia Bishop (mamá, papá y Mac) se mudan a un nuevo pueblo, dejando atrás un triste pasado. Ya instalados en su nuevo hogar, El Coronado, un antiguo edificio que antes era un importante hotel, Mac descubre una puerta que la conecta con el Archivo y, con ella, a un personaje que será de vital importancia tanto para su evolución como para la trama en sí. Wesley Ayers es un joven apenas mayor que Mac, y sus caminos están destinados a cruzarse, tanto en el mundo real como en el oculto. Y en este punto, queda un tercer personaje en discordia, también de suma importancia para la trama y, aunque parece que una especie de triángulo amoroso será la rueda que impulse el relato, la base del mensaje transmitido reside en un valor tan sustancial como lo es la amistad.




Como todo mundo imaginario, hay ciertos elementos de gran atractivo que suman positivamente a la inventiva de Schwab. Uno de los que más llamaron mi atención es, así como los Bibliotecarios tienen el poder de leer la memoria de las Historias, los Porteros poseen la capacidad de encontrar memoria en los lugares y objetos del mundo real. Una vez que el don les ha sido heredado, adquieren un alto grado de sensibilidad, es decir, al tocar cualquier objeto que haya tenido valor sentimental para alguien, es posible que encuentren un hilo de memoria que les permita retroceder en el tiempo y conocer aquellos acontecimientos que tuvieron lugar alrededor del mismo. A veces son imágenes difusas y otras, recuerdos completos, depende de la importancia que se le ha dado al objeto en su pasado. Y relacionado a la sensibilidad de estas personas, otro recurso narrativo de gran curiosidad e interés es la aptitud, arbitraria, que poseen de percibir a la gente a través de ruidos. Cada persona emite un conjunto de sonidos que los caracteriza, y que, como todo lo demás, solo es percibido por aquellos que poseen el don. Es realmente mágico cómo Mac nota la presencia de Wesley al oír el sonido estrepitoso de una banda, o viceversa, cómo Mac se hace notar con el ruido incesante de lluvia y relámpagos. ¿Acaso nadie ha notado toda la poesía que Schwab puede introducir de manera inadvertida en un género tan inusual?.

Establecido el contexto y la trama, me atrevo a decir que la pluma de la que nacen es realmente muy fluida, atractiva y, por sobre todo, adictiva. El estilo de Schwab y el ambiente que crea para esta historia cautivan desde principio a fin. La atmósfera oscura, misteriosa y, a veces, hasta fantasmal, me dejaron con ganas de seguir leyendo sobre las hazañas y los infortunios de Mackenzie. Vale agregar que es un personaje con mucha fuerza, y tanto su estructura como arco de transformación la despegan de todo estereotipo. El resto de los personajes quedan un poco a la sombra y parecen cobrar vida únicamente cuando Mac se acerca a ellos. Esto podría significar una debilidad para la trama o un punto a favor al misterio previamente propuesto.

Sin dudas, El archivo es una historia ideal para evadir la realidad y adentrarse en una atmósfera irreal y fantasmagórica, escrita con toda la sensibilidad de la pluma de una gran autora que, mediante sus recurrentes alegorías nos hará replantearnos nuestra concepción de la muerte y del más allá.




"El conocimiento es poder, pero la ignorancia es una bendición."



MI CALIFICACIÓN


Gracias a la editorial Planeta de libros por el ejemplar.



2 comentarios:

  1. ¡Hola Mary! Que GRAN reseña. Y no te das una idea de las ganas inmensas que tengo de leer este libro y El Vacio. Ya vengo hace días acumulando ganas, pero despues de leer tu opinion, estoy totalmente convencida. Encima el diseño es grandioso! Tiene ese toque oscuro y misterioso que tanto me gustan de las historias. Ya lo tengo en los primeros puestos de pendientes.
    ¡Gracias por la reseña! Nos estamos leyendo. Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola, me ha gustado tu blog y te sigo para quedarme por aquí, ¿te pasas tú por el mío?
    Nos leemos. Kisses ^^

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...